¿Hijos? No, gracias

Cuando uno coge sus bártulos y decide cambiar el rumbo de su vida, siente una mezcla extraña entre poder y miedo. Seguro que alguno de vosotros lo ha hecho alguna vez, en mayor o menor medida…

Alberto y Sandra hicieron ese cambio a lo bestia. Pasaron de vivir en una urbe de 24 millones de habitantes, en México D.F., a estar alejados del ruido y vivir en el medio del bosque, a un kilómetro de Duruelo de la Sierra, en Soria. Él dejó su trabajo como director general de una gran empresa y ahora se dedica a recibir a los visitantes que se acercan hasta su casa, Eco Urbión.Yo le dije que su decisión había sido arriesgada y él me contestó que “arriesgar es quedarse en una vida en la que no eres tú”

Posado de las familias que compartimos mesa, charla y risas en Eco Urbión

Posado de las familias que compartimos mesa, charla y risas en Eco Urbión

Ahora su negocio de alojamiento agroecológico está casi siempre lleno de familias con niños, aunque ellos han decidido no tener hijos…”Igual es que me lo he pensado mucho“, me decía divertido. Nosotros, los padres de ésas criaturas que corretean por el salón, nos dedicamos a untar la mantequilla con sabor a mantequilla y degustar el café de puchero. Y a debatir sobre la crianza, la maternidad, sobre las decisiones que nos llevan a tener hijos, a no tenerlos, a tener más de uno…

Vas a escuchar las conclusiones de un experimento sociológico sin desperdicio. ¿¿A qué esperas??

(Música CC: Adrian Berenguer/ Hibai Deiedra)

4 thoughts on “¿Hijos? No, gracias

  1. Muchas gracias Mertxe por los buenos momentos y por el podcast..gente con esa apertura hacia cualquier idea, ideología o forma de vida, es lo que hace y haría un mundo más feliz…y ya saben, entre dos alternativas, la más lenta y/o la más pequeña


    • Alberto, Sandra…gracias a vosotros!! Desde el minuto uno nos sentimos como en casa! y me vinieron taaaan bien aquellas charlitas!! ;)
      Además coincidir allí con las familias de Rafa y Pilar fue muy agradable! La pena es que me perdí el parto de Valentina…
      Aunque seguro que hay una próxima vez!!


  2. Un claro ejemplo de que una pareja no necesita tener hijos para ser feliz o realizarse.
    Tener hijos es maravilloso… A veces se vive como si estuvieras en una montaña rusa…
    Pero hay parejas que nos los tienen y también llevan una vida plena. Enhorabuena!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>